domingo, 6 de diciembre de 2009

Biografia de Fernando Garavito

Fernando Garavito (Bogotá, Colombia, 1944) se graduó con honores como abogado en la Universidad Javeriana, pero nunca ejerció la carrera de las leyes. Durante años fue redactor, editor, director y comentarista editorial de los más importantes periódicos y revistas del país. En 1974–75, fundó y dirigió Estravagario, la revista cultural del periódico El Pueblo, de Cali, que fue el punto de encuentro y de partida de los escritores colombianos de la década del 70. Su columna El señor de las moscas, que se publicó semanalmente en El Espectador (1998-2002), fue una de las más leídas en Colombia, y la crítica la calificó como polémica e inteligente.

Es autor de catorce libros. El inicial (), se consideró como uno de los puntos de ruptura de la nueva poesía en Colombia. Al segundo: Ilusiones y erecciones, lo rodeó un profundo silencio. Sus principales trabajos periodísticos se han recogido en seis volúmenes: Reportajes de Juan Mosca (1983), Bogotá, ayer, hoy y mañana (1986), País que duele (1995), El vuelo de las moscas (2003), Paramilitar para paramilitares (2006) y Praxis and Ambiguity of the Enemy (Práctica y ambigüedad del enemigo), que publicó la Universidad de Oklahoma en el 2007. En 1993 escribió El corazón de oro, que se consideró como una muestra importante de periodismo literario. Además, es autor de una antología sobre la obra de León de Greiff, coautor de dos antologías de poesía colombiana, y autor de una biografía de Eduardo Umaña Luna, “maestro de maestros” en Colombia. En abril de 2007, Ediciones B (filial en Colombia de Vergara Editores), incluyó en su fondo editorial Banquete de Cronos, una antología de su extenso trabajo literario.

Fue también administrador cultural. Entre otros varios trabajos de importancia, en este terreno ideó y puso en funcionamiento el “Tren de la Cultura” (1972), un museo sobre seis vagones de ferrocarril, que recorrió la mitad de Colombia y fue visitado por seis millones de personas al margen del proceso cultural, lo cual llevó a la UNESCO a recomendarlo como programa especial para los países del tercer mundo.

En los últimos años, luego de su retiro como periodista, se dedicó a la cátedra universitaria. Fue profesor de tiempo completo de la Universidad del Rosario, de Bogotá (1999-2002), donde los alumnos lo calificaron con el único título del que se siente orgulloso: el de mejor maestro universitario.

Desde marzo de 2002 vive en el exilio en los Estados Unidos donde fue, por tres años, maestro de kindergarten en una de las escuelas públicas de Santa Fe, Nuevo México, donde reside. Aparte de las primeras letras, sus alumnos de cinco y seis años aprendieron con él sistemas para afirmarse en el proceso cultural y el por qué y el para qué de la democracia. Luego regresó a la Universidad, en este caso la de Nuevo México, donde es alumno en la maestría de Literatura Española, y maestro asistente de Español en el Departamento de Español y Portugués de ese instituto.

Ha recibido unas pocas distinciones. Su tesis (“Ricardo Medina Moyano: vida, obra y pensamiento jurídico”), obtuvo “Mención de Honor” en la Javeriana. Su investigación sobre el asesinato de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y de 90 colombianos más, publicada en “El Espectador”, fue Premio Nacional de Periodismo “Simón Bolívar” en Crónica y Reportaje en el año 2001. Su columna semanal en “The Santa Fe New Mexican” recibió el “E. H. Shaffer Award – First Place”, otorgado por la “New México Press Asociation” como “mejor columna en español” del año 2006-2007. Su libro “Praxis and Ambigüity of the Enemy” recibió el “New México Books Award” como “Best Political Book” en el año 2007, otorgado por la Asociación de Libreros. Del año 2003 al 2005 fue becario de “Cities of Asylum”, la organización mundial de protección a los escritores y a la libertad de pensamiento. En el año 2006 recibió, en compañía de otros cinco periodistas del mundo entero, el prestigioso “Cultural Freedom Award”, que le otorgó la Lannan Foundation, “por su trabajo a favor de la democracia y de la libertad, y del respeto a los derechos humanos”.

3 comentarios:

  1. Bueno.. parece que sus credenciales son excelentes; claro queda la pregunta de: Y qué pasó con su investigación sobre el Holocausto del P. de J? ha apoyado a quienes como el Gen. Victor Hugo Ferreira Avella llevan 25 años DENUNCIANDO DIARIAMENTE estos y otros delitos de lesa humanidad? claro que necesitamos unión, solidaridad y apoyo.. para todos, solo que estoy cansada de que estos políticos aparezcan unicamente en épocas de elecciones. Ojalá el Profesor Garavito sea la excepción. Le deseamos mucha suerte, seguiremos de cerca su trayectoria, y quién sabe.. a lo mejor se gana el voto.

    Gracias por su tiempo e interés en informarnos.

    Att.

    Nidia F Morales
    www.nidiafmorales.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Hola es agradable sentirse identificada con un exiliado al igual que muchos de nosotros, creo que puede identificar mucho nuestras necesidades y especialmente darle atención a tantos colombianos refugiados que han migrado por la violencia y que de alguno u otro modo no quieren ser olvidados que haya verdaderas leyes que mejoren las condiciones de los migrantes colombianos y si en un futuro deseamos volver nos brinden garantías y podamos retornar a un país mejor, cuenta con mi voto.

    ResponderEliminar
  3. Y los exiliados por querer evitar un secuestro de las farc o del eln tambien contamos?

    ResponderEliminar